jueves, 23 de mayo de 2013

¿Portada de los lunes al Sol? “Ni mijita” por Juanjo Malia Pérez


¿Portada de los lunes al Sol? “Ni mijita”

En muchas regiones de nuestro país, se usa la expresión “ni mijita” cuando nos negamos a algo y no estamos dispuestos ni siquiera un poco a que eso nos afecte o entre dentro de nuestra esfera personal

Así que “ni mijita”, yo tampoco quise ser nunca portada de los Lunes al Sol, y hace un año, después de una situación personal complicada decidí para ello dar un giro respecto a las cosas que hacía.

Éste es el resumen (para no aburriros) de cómo escribí un post al día durante un año:

Cuando acabé mis estudios universitarios, tenía claro que quería estudiar oposiciones.
No había elegido eso por ser “el camino fácil hacia un trabajo fijo”. La razón era porque sería el único trabajo que me permitiría (al menos es lo que creía en ese momento) tener la suficiente flexibilidad para realizar otras muchas cosas que tenía pendientes en mi vida, otras inquietudes, tener mucho tiempo para escribir, viajar, leer, ver cine, aprender a tocar la guitarra o a hacer surf, entre otras muchas cosas.

Pero decidí estudiar oposiciones en un mal momento, además, unas oposiciones autonómicas mal gestionadas y que se saltan todas las normativas habidas y por haber, enchufando a miles de personas y convocándose cuando a los gobernantes de turno les conviene, jugando con todos los que le dedicaban muchas horas al estudio, pero eso es otro tema, y no estamos aquí para quejarnos, para quejarnos están, por ejemplo, las portadas de los lunes al sol.

Durante mucho tiempo estuve curioseando La Red y leía mucha información sobre orientación laboral, opiniones, Recursos Humanos, redes sociales, microblogging, y comenzaron a llamarme mucho la atención esos temas, a picarme el gusanillo, sobre todo porque era posible unir el mundo humano dentro de la empresa y el de Internet.

Un día descubrí a una chica que había escrito un post al día durante un año y afirmaba que quién consiguiera hacer eso se haría famoso. ¿Os imagináis? Yo no lo creí, tampoco era mi intención, pero me motivó la idea y pensé que si yo mismo era capaz de hacer eso, seguro que sería capaz de hacer otras muchas cosas grandes, que hasta el momento no había hecho, o al menos, no había sentido hacerlas.

Era un reto, un proyecto, algo grande, al menos, algo más grande.

Yo no sabía qué se me daba bien en concreto, (sigo sin saberlo) pero ¿Por qué no intentarlo?

He intentado otras cosas que no habían funcionado, y ésta comenzó de forma muy motivada los primeros días, pero siendo sincero, no pensé que sería capaz de conseguirlo hasta mucho tiempo después.

La unión de perseverancia, la inquietud por escribir, no querer ser portada de los lunes al sol, la motivación por conseguir algo más grande de lo común, y la posibilidad de que eso me permitiera demostrarme a mí mismo que si lo conseguía sería capaz de hacer otras cosas, me llevó a efectivamente un día escribir el post nº 365 para un blog en un año.

Mi mente cambió, y sobre todo mi actitud, ahora estoy terminando un Master que comencé en mitad de la aventura del blog, estoy escribiendo mucho, y tengo muchísimas ideas en la cabeza que podrían ser el nuevo paso del “mercado de la incertidumbre”, al que os invito a pasar cuando queráis.

Enhorabuena por la iniciativa y gracias por dejarme participar contando mi experiencia.

Un abrazo.

Autor: Juanjo Malia Pérez @juanjocesc

 

¿Te gustaría escribir un post y que fuera editado? Envíalo a noquieroserportadals@gmail.com