domingo, 21 de abril de 2013

Soy tu capital por Sara Azogue

2º Post de la Iniciativa, 21/04/13, en el Blog de Sara Azoge Titulado: Soy Tu Capital #NoquieroserportadaLS


JAVIER PÉREZ GARCÍA


Reconozco que ponerme a escribir un texto sobre cómo me siento en mi situación de desempleado es una tarea mental algo complicada, pero anteayer leí un artículo de Juan Carlos Barceló (@juancbarcelo en Twitter, muy recomendable la lectura de su blog www.redeshumanas20.com ) titulado “La estigmatización del desempleado”, y al reflexionar sobre él, me sentí plenamente identificado con sus palabras.

Cuando cesé en mi último trabajo como tele-operador en diciembre de 2008, uno pensó que, con mi currículo como comercial formado en la dura cantera de la venta a domicilio de libros, encontrar trabajo de nuevo no iba a ser una tarea tan complicada(todavía la crisis no estaba tan instalada en este país como por desgracia ocurre en el momento actual); pero hete aquí que me encontré con el síndrome de “Usted empieza a ser mayor”. Y es que cuando uno roza la cuarentena o la sobrepasa como es mi caso, empieza a recibir respuestas en alguna entrevista de trabajo del tipo: “su perfil no es el adecuado, buscamos gente más joven y dinámica(???)”, o bien “¿cómo es que con su edad no tiene su vida profesional resuelta?”.

Tras unos meses recibiendo este tipo de respuestas, reconozco que cesé un tiempo en mi búsqueda activa de trabajo, centrándome en continuar mis estudios de Derecho que retomé tras largo tiempo; craso error el de cesar en la búsqueda, puesto que, cuanto más tiempo y más alejado está uno del complicado mercado laboral, menguan las posibilidades de volver a encontrar trabajo. Y lo peor no es eso: como bien explica Barceló, lo peor es que el desempleado de larga duración, como es mi caso, se transforma en un individuo al que ciertos sectores de la sociedad rechazan como si fuese un vago o un individuo sin formación ni valores.

Por ello, agradezco esta magnífica oportunidad que se me brinda y la esperanza que se abre para muchos desempleados como yo. Mi experiencia profesional ha ido casi toda encaminada al ámbito comercial, aunque mis inquietudes están encaminándose hacia el terreno del marketing y de los entornos 2.0; en cualquier caso, sería bienvenida cualquier oferta en todos los ámbitos del sector de ventas.

MERI MUÑOZ OTERO
Ahora mismo estoy animada a seguir, ilusionada, dispuesta a aprovechar el tiempo libre que voy a tener, y la formación que voy a “absorber”.

Creo que ya he superado la etapa de tristeza donde el miedo a “¿Qué pasará?” era el protagonista. He vivido épocas peores, y aunque ya no cuente con mis queridos 20 o 30 años, tengo mi experiencia, mi fuerza y enormes ganas por aprender.

Se abre una nueva etapa delante de mí y lo que no pienso hacer, es verla pasar desde el interior de un pozo. Con la cabeza bien alta la voy a saludar, de frente, y le voy a ofrecer la mejor de mis sonrisas.

Siempre me apasionó la psicología, el funcionamiento de la mente humana. Por razones económicas no tuve la oportunidad de estudiar lo que yo quería. Lo que yo nunca me pude imaginar es que el nacimiento y desarrollo de mi hija iba a despertar mi verdadera pasión: la pedagogía. Gracias a ella he conocido ANHIDA, una asociación de Vigo de niñ@s con TDA/H, con la que colaboro. Me siento bien haciendo todo lo posible por aumentar la esperanza de l@s padres de est@s niñ@s, al mismo tiempo que la calidad de vida de estos pequeñ@s. Me siento satisfecha y emocionada. Y con el paso del tiempo me encuentro con capítulos de mi vida como éste: hace unos días conocí a una madre, que hace algún tiempo, en esta misma asociación,  vio colgado un trozo de periódico con unas letras dirigidas a cartas al director del faro de Vigo. Desde aquel mismo momento la lleva siempre con ella en su bolso, por una sencilla razón: describí de forma bastante acertada lo que ella sentía.  Cuando la sacó de su bolso me eché a llorar. No cabe mayor satisfacción. Ahora sé que mi pasión está en la educación y en poder ayudar a adquirir una mejor calidad de vida para est@s y otr@s niñ@s.

VÍCTOR VALE VARELA

Tengo días de tirar la toalla, no lo puedo negar ya que se me nota bastante. Suele durar unas pocas horas, pero intento que pase rápidamente. Se siente frustración, ira, cansancio, dejadez, fatiga… no me gusta verme así, pero creo que es un ejercicio saludable, para desestresar, para pillar más impulso. Después miró hacia atrás y pienso que no es el momento de rendirse, que después de luchar tanto para llegar hasta aquí, no puede bajarme del tren ahora.

Procuro que mi camino hacia un empleo, además de ser un periodo de transición, se convierta en un periodo de aprendizaje: sobre la marca personal, sobre los recursos humanos, sobre el mundo 2.0, sobre como mejorar la creatividad y, sobre todo, llegar a conocerme realmente a mi mismo.

Me apasionan los recursos humanos, me encantan. Creo que es el departamento clave de la empresa, el pilar básico de todo. Descubrí la gestión de las personas tarde, después de estudiar turismo, después de estudiar relaciones laborales; pero cuando se mostraron delante de mi, no los pude dejar pasar, ni pude dejar de formarme, ni de profundizar, ni de crecer como profesional, ni de aprender a amarlos/odiarlos. Son mi objetivo, son mi meta, es el lugar en dónde quiero estar, la primera meta de un trayecto de muchas etapas.

MARÍA PALACIO MÁRQUEZ
LinkedIn: es.linkedin.com/pub/maría-palacio-márquez/51/1b3/354 Blog: http://mariapalaciomarquez.blogspot.com.es/ -  María trabaja su marca personal bajo el nombre "Marpalm-Art", y podéis encontrar algunas de sus creaciones en su blog de complementos: http://marpalmart.blogspot.com.es/ -
LinkedIn: es.linkedin.com/pub/maría-palacio-márquez/51/1b3/354
Blog: http://mariapalaciomarquez.blogspot.com.es/ -
María trabaja su marca personal bajo el nombre “Marpalm-Art”, y podéis encontrar algunas de sus creaciones en su blog de complementos: http://marpalmart.blogspot.com.es/ -

España: Un país que corta alas, en vez de soplarnos para volar.
Pues bien, aquí estoy, una más que se suma al carro del desempleo en este país. ¿Mi situación? Desesperante, al igual que la de muchos de los que leeréis este artículo, así que en ese sentido, ninguna novedad.

Empezaré por contaros un poco quién soy y a qué me dedico:
Primero, decir que soy Licenciada en Bellas Artes, con doble especialidad: Pintura y Restauración y Conservación. Hace dos años que finalicé mi carrera y como era de esperar, evidentemente no encontré trabajo por ningún lado (de nuevo nada fuera de lo común). Por lo que decidí realizar el Máster de Profesorado, así que sumé un titulillo más a mi currículum. Y es que en esto consiste nuestra vida hoy por hoy, ese es nuestro objetivo, gastar y gastar dinero para ir engordando nuestro currículum, para que el día de mañana (si es verdad que esta situación remonta) nos peguemos piñas unos a otros tirándonos los tochos de CV a la cara. Gastar, gastar y gastar dinero, eso es.

¿Mi máster? Una pena, ¿Las oposiciones? Congeladas…. estupendo, lo que todos queríamos.
Y para colmo en los colegios privados y concertados nos exigen el tan solicitado titulillo de idiomas. Eso está muy bien,  señores, jamás en la vida se le ha dado en este país importancia a que los españoles tengamos conocimiento de un segundo idioma, y ahora…¡¡¡¡NOS LO EXIGEN PARA SER CONTRATADOS!!!! Estupendo, a seguir desembolsando en academias de idiomas, eso está MUY BIEN.

Lo peor de toda esta situación, es que somos seguramente una de las generaciones más preparadas y capacitadas, pero lamentablemente, la mayoría  de nosotros no paramos de echar becas y volar al extranjero para poder… para poder simplemente dar un pasito más en esto de vivir, para poder empezar nuestra vida.

Yo por lo menos, no paro de echar becas. Dios mío y es que yo no sé vosotros, pero yo tengo un vicio ya rellenándolas, que a pesar de que te ponen mil impedimentos para que consigas acabar de completarlas, las relleno en un plis‐plas!

No sé si os pasaría lo mismo, pero la verdad, yo tenía un sentimiento un poco reacio a apuntarme al paro… No sé, me sentía un poco “fracasada” al imaginarme con mi carpeta relleeeeeeeeeeeena de titulitos a la oficina de desempleo. Peeeeero! Al final hace un par de meses no tuve más remedio que aparecer por allí. Y fíjense qué me pasó. No viene al tema, pero me parece algo curioso como aquí en España, el prejuicio es algo que está a la orden del día, y lo peor de todo, es que éste se presenta en cualquier situación: desde cualquier entrevista de trabajo, hasta la propia oficina del INEM. Y es que señores, aquí en España  somos unos superficiales de cuidado. Pues bien, me dieron cita para aparecer por allí, y casualmente me coincidió con la hora del gimnasio, así que decidí ir para allá y salir pitando para el “gym” justo después de terminar. Así que allá fui, con mi carpeta en mano y mis pintas de gimnasio: mallas, zapatillas de deporte, sudadera y para rematar un moño de mari total. Tras esperar un buen rato allí, me tocó el turno. Así que me senté en la mesa que me correspondía. Saludé correctamente a la mujer y empezó con el interrogatorio ordinario. Solamente empezar, y ya la lió. Empezó por el apartado de titulaciones así que mientras miraba su ordenador me dijo:
‐Vamos a verrrrrr…..mmmm María, vamos a empezar por las titulaciones.
‐Estupendo (dije yo)

Ella, lentamente aparta su mirada del ordenador, me mira por encima de sus gafas (desde la punta de mi moño de mari, hasta donde le permitía su mesa de trabajo) y gloriosamente después de hacerme un análisis increíble, me suelta la buena señora.
‐Mmmm… ¿Tu titulación más alta que es Bachillerato no? En ese momento  se me cambia la cara.
‐Pues mire señora no es Bachillerato, soy doble Licenciada y la titulación más alta es de Master, gracias, no soy ninguna Nini ¬¬’.

Ese fue mi momento de gloria: elevé mi carpeta rellena de títulos, se la estampé en la cara y la tuve media hora rellenando mi currículum. Así que esa es hoy por hoy mi situación, aquí estoy, a la espera de recibir alguna llamada del INEM o de que me den alguna beca para volar al extranjero.
Realizando trabajos de ilustración y con miles de proyectos entre manos que no encuentran ningún tipo de subvención económica ni ayuda. Mientras tanto, seguiré desembolsando dinero y arruinando a mis padres para poder seguir engordando mi currículum, el cual espero, que algún día sea valorado.

¡¡¡GRACIAS ESPAÑA!!!

SARA AZOGUE GARZÓN

Cuando veo las cifras de paro juvenil, me llevo las manos a la cabeza. ¿Cuánto talento joven y dispuesto se está echando a perder sólo por no emplear tiempo y esfuerzo en formación? Sobre todo con la preparación que tenemos hoy en día, por la cual la formación que precisamos requiere tan sólo un poco de atención por parte de nuestros compañeros. ¿Hasta qué punto ahorrar unos euros supone un “pro” aceptable frente a cerrar las puertas a cientos de miles de jóvenes? ¿Quién puede medir las consecuencias de dejar a más de la mitad de la población entre 18 y 35 años sin trabajar? Los directivos dicen que ahora, más que nunca, les cuesta encontrar los perfiles que necesitan, las habilidades que requieren…  Los políticos nos animan a emprender ofreciendo míseras ayudas para empezar… Sin embargo, aquí estamos, motivados y creciendo poco a poco, esperando a que un día uno de nuestros CV, una de nuestras entrevistas acabe… ¡con un final feliz!

Mi final feliz consiste en trabajar por y para las personas, en un departamento de RRHH, en una consultora, en una ETT… buscando, encontrando y gestionando todo ese talento, encaminándolo a desarrollarse personal y profesionalmente. Lo que más me gusta: todo. Lo que menos me gusta: aun no ha llegado.

Qué de personas interesantes, ¿verdad? Pero, ¡no os vayáis todavía! Hay una sorpresa final… Se habla mucho del 2.0, del network online y demás, pero todos conocemos la importancia del mundo 1.0, antes conocido como mundo real en carne y hueso.

Los compis de #noquieroserportadaLS le damos auténtica importancia a este lado de las relaciones humanas, y nos ha encantado que nuestro padrino de esta semana y nuestro primer invitado hayan quedado en persona y nos hayan enviado… ¡esta maravillosa foto!

Xose y Javier