domingo, 28 de julio de 2013

El talento y la realidad social por Miguel Ángel Alonso

14 Post y último de la temporada en el blog de Miguel Ángel Alonso.

Como dije al principio, se trata de 3 personas desempleadas naturales y residentes en Andalucía que luchan cada día para no ser desempleados “parados”.

Joaquín Couso Larios (El Puerto de Santa María-Cádiz)

Foto Joaquín
En estos momentos llevo alrededor de tres meses desempleado. La experiencia anterior en parecidas situaciones dan para tomarlo con calma y optimismo. Desempleado no es sinónimo de “parado”, sólo es un adjetivo burocrático. Cierto es que la necesidad económica es evidente, la estabilidad emocional que conlleva, necesaria, y la incertidumbre un lastre. Pero yo no estoy “parado”, sigo día a día trabajando para conseguir un empleo y colaborando en varios proyectos en los que llevo algún tiempo inmerso.

Mi experiencia laboral es variada, estudié para ser administrativo, he trabajado haciendo logística, organizando almacenes, en un gabinete de ingeniería, en la recepción de un hotel, de taxista nocturno, en atención al cliente, grabador de datos… Por el camino aprendí algo de francés e inglés, a manejarme con soltura con un ordenador, a controlar grandes stocks, a organizar grupos de personas… Siempre, dado por las circunstancias, me he definido como un poco “camaleónico”, me he adaptado a trabajos muy diferentes, y la verdad es que me he sentido cómodo haciéndolo.

En estos momentos, gran parte de mi tiempo la empleo en un proyecto informático del que formo parte, “Flukas”, una red social temática: deportes de deslizamiento, relacionada directamente con la que quizás es mi mayor afición, el surf. Así mismo, tengo un blog en el que muestro básicamente el trabajo de un taller artesanal de tablas de surf. Si os pica la curiosidad, aquí os dejo el enlace www.objetosflotantes.wordpress.com. Todo esto mientras busco ofertas para encontrar un empleo y espero para comenzar un curso sobre materiales compuestos.

Carolina Portela Miguélez (Cádiz)

Foto Carolina
En el año 2.005 aprobé una Oposición sin plaza y tras 6 años trabajando en la Junta de Andalucía, como Trabajadora Social interina en el Servicio de Valoración de Dependencia, me cesan, casi sin avisar. ¿Y ahora qué? La gente me preguntaba ¿pero estarás en una bolsa? Pues no, esa bolsa se extinguió, por lo que no hay posibilidad de trabajar allí de nuevo. Desde que entré en ese puesto nunca se ha sabido cuánto duraría… Pero cuando llega, y más si han pasado ya 6 años, cuanto menos te descoloca.

La sensación de haber trabajado allí esos 6 años  (más un año y medio antes como personal laboral en otros puestos) y de repente, salir a la calle como si yo nunca hubiera existido allí, fue muy dura. El miedo a no poder mantener mi casa fue el más fuerte. Por otro lado, hay personas que me han dicho: “por lo menos no tienes hijos”. Sí vale, digo yo, pero si quisiera tenerlos, ahora sería un pelín más difícil…

Con todo esto, confío en que, con mi experiencia, mis ganas, y mi tesón, encuentre algo satisfactorio, un trabajo que me permita desarrollar mi potencial, que sea dinámico, en contacto con la gente, de trabajo en equipo. Antes he trabajado en los Servicios Sociales del Ayto. de Cádiz, en el Instituto Andaluz de la Mujer, en una Asociación de Alcohólicos Rehabilitados, también he realizado varios voluntariados, en Cruz Roja, en la Prisión de Puerto II, etc.  En total son 10 años de experiencia en ámbitos muy diversos.

El primer paso tras mi cese fue acudir a una Orientadora Profesional, le enseñé mi CV y me dijo que era muy completo y extenso pero que estaba muy anticuado y que en 6 años había cambiado mucho la búsqueda de empleo: Linkedin, Twitter, étc… Como chica obediente que soy, cambié todo lo que me recomendó, me abrí mi perfil en Linkedin, empecé a visitar las páginas más importantes, etc.
Realmente ahora, simultánemente a la búsqueda activa de empleo, mi proyecto más cercano es ir dos o tres meses a Londres a perfeccionar mi inglés, con la idea de que, si finalmente me veo obligada a emigrar, pueda optar a un trabajo medianamente relacionado con mi profesión.

Y después me gustaría ir a Buenos Aires a un intercambio profesional (espero ser seleccionada), sería una oportunidad estupenda de vivir nuevas experiencias enriquecedoras.

Por otro lado, estoy estudiando Psicología por la UNED, comienzo 2º curso este año. Es una carrera dura y eso ya sabemos cómo se contrarresta: con mucho esfuerzo y tesón, pero de eso no me falta. Soy trabajadora y constante, por eso, tarde o temprano, confío en encontrar un buen trabajo, porque como dice una frase que me encanta : “Me caí siete veces y me levanté ocho
.