domingo, 14 de julio de 2013

Colaboración de Sonia Rodríguez Muriel en el post de Julio Amigo para #nqspls

"MADRINA"/COLABORADORA

  
SONIA RODRÍGUEZ MURIEL


Licenciada en Pedagogía y Máster en Dirección y Gestión de RRHH.

Enamorada de la gestión de personas (mal llamada RRHH) y de las redes sociales.

Mi carrera profesional la inicio en el año 2001 trabajando para una consultora referente en el mundo de los RRHH en Andalucía. Desde entonces he tenido varios proyectos profesionales, pero siempre vinculados con la gestión y desarrollo de personas y talento. Actualmente Directora de RRHH y Medios de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, IDEA.

Su Twitter: @sonia_rmuriel



SU COLABORACIÓN

Hace más de doce años empecé a trabajar en el mundo de los RRHH con un contrato en prácticas en una consultora. Este primer empleo fue una fuente inagotable de aprendizaje y en gran medida marcó mi carrera profesional, porque me ayudó a ser capaz de distinguir las buenas prácticas de gestión de personas de aquellas que no quería volver a ver.

Pude ver cómo algunos clientes no querían contratar mujeres por no tener futuras bajas maternales o problemas de absentismo y también experimenté otras situaciones parecidas en todos los procesos de selección y las numerosísimas cribas curriculares que tuve que hacer en ese período.

Uno de los consultores senior me explicó que las personas que estaban desempleadas eran candidatos “poco adecuados” para un proceso de selección, porque los profesionales excepcionales siempre tienen un hueco en el mercado laboral. Es cierto que eran otros tiempos y que la tasa de desempleo era ínfima en comparación con la actual, no obstante, nunca me convenció ese argumento.

Estoy convencida de que el talento tiene una gran influencia en la carrera profesional de una persona, pero no es un salvavidas para cualquier circunstancia, como una empresa que entra en concurso de acreedores o tiene que hacer una reducción drástica de plantilla por ejemplo.

¿Y qué pasa con los profesionales de más de 45 años? Con más de 20 años por delante de vida laboral empiezan a ser menos deseados por las empresas, se convierten en aspirantes a “salidas incentivadas” de la organización… ¿pero qué locura es esta? ¿Somos conscientes del conocimiento y experiencia que estamos expulsando?

A los jóvenes les falta experiencia, a los mayores de 45 años le sobran años y están sobre cualificados para muchos procesos de selección, entonces, ¿cuál es el candidato perfecto? ¿Acaso existe? ¿En serio creemos que hay un problema de falta de talento?

¿Cuántas veces se contrata a alguien por su currículo y se le despide por su actitud, por su falta de inteligencia emocional, por la carencia de habilidades personales, etc.? Demasiadas…

Estamos empeñados en buscar personas para puestos específicos y deberíamos darle un giro radical a esta manera de hacer reclutamiento y selección. Empezar a pensar en puestos adecuados para las personas en función de sus capacidades, talento e intereses, no al revés.

El desempleo no es un estigma, es una situación circunstancial y eventual. No le resta ni una pizca de profesionalidad o competencia a un candidato, es más, le exige una gran actividad y esfuerzo, capacidad de resiliencia para no sentirse abatido y conservar el optimismo y la confianza en sí mismo para mantener el estado activo de búsqueda de una nueva oportunidad laboral.

El currículo tradicional no deja de ser un resumen excesivamente escueto y que aporta insuficiente información para valorar la empleabilidad real de un profesional.

Afortunadamente, las redes sociales son una gran oportunidad para completar el currículo y demostrar los intereses, la creatividad y las habilidades de un candidato, es fundamental saber utilizarlas como herramienta para aumentar nuestra empleabilidad.

El cambio de mentalidad y de modelo de gestión de personas debe empezar desde un nuevo planteamiento en los procesos de reclutamiento y selección y aprender a mirar más allá del currículo, la edad y la actividad laboral.

“Existe algo mucho más escaso, fino y raro que el talento. Es el talento de reconocer a los talentosos“.
Elbert Hubbard

Gracia Sonia por tu colaboración, por tu aporte para mi post y tu apoyo incondicional al proyecto.

Fuente: http://gunterfrager.blogspot.com.es/2013/07/talento-para-reconocer-el-talento.html#.UoKttOL75rf